jueves, 30 de agosto de 2018

Recopilatorio del Camino Primitivo

La gente de colores (Bodenaya)



No es tan sencillo perderse. El mundo está hecho de forma que caminas sobre un fundido en negro, con unas pocas luces anunciando las direcciones que han de ser seguidas. Las menos veces aparece alguna bifurcación, una elección tímida de transcendencia más bien acotada. Seguimos esas luces mientras rebosamos -presunta- opacidad.

Por suerte, de cuando en cuando, tropezamos con la gente de colores. Ellos no son otro punto de guía. No son una opción. Son un charco confuso formado por los tonos más contagiosos, guardando la enseñanza de que no hay enseñanza final o suficiente. La de que no es una sombra insondable lo que se encuentra al desabrigo de las guías, si no un velo endeble, desvelable por el brazo lo bastante valiente, que esconde a la vista preciosas incertidumbres. La gente de colores son “perderse” al fin, para así encontrar tu hogar en cada rincón del infinito.


Esencia (Grandas de Salime)




¿Que tas contemplando’l paisaje? Yo soy de Galicia. Tuve en Inglaterra también, en Oxford. Ibas en esos trenes de madera de cuando la guerra. Nun valían, eran duros, pero bueno... Ya por la Argentina también tuve. Pero ahora cansey de tanto viaje. Ahora gustame tar en casa. Eiquí ye duro, pero… Ahora los jóvenes tan apijotaos. Nun jugaron ya quedaron apijotaos, nun discurren con tanta maquinita. Las ciudades nun valen muito. Paré que tas en una colmena, si nun ye problemas co’l del tercero ye co’l otro. Ya tó’l día apurao. Ya pa la gente mayor ye peor. Llévanlos que paré que van morrer, ya cuando vuelven reviven. Cangas ta eiquí a la vuelta. Los de Cangas vinían mucho, después del Carmen, a dormila. Vinían con una furgoneta pa delante’l mio bar. Ahora ya no, ahora ya toy jubilá, nun tengo bar. Traían comida, ya cantaban, ya de tó. Ahora nun vienen ya. Vien muita gente fadiendo’l Camino. A veces confúndense ya tiran por eiquí parriba. Yo si eso pego-ys la vuelta porque danme pena, vienen cansaos ya. Son dos kilómetros subir ya dos bajar. Pregunto-ys, ¿va pa Santiago? Pues pegue la vuelta. Pero bueno… ye así.
Ten buen viaje.


Verdad (Lugo - As Seixas)




Pueblan el hueco del silencio
asaltos de verdad recóndita
ululando al abrigo de la noche,
lumbre en el ojo cerrado,
alas de andada derrota.


Acertijos (As Seixas - Melide)




Viajan las manos vacías
de respuestas, y los cayados
pregonan con silencio rítmico
el final de las preguntas.
Se vuelven ubicuas las pistas,
como si solo hubiese una
manera de resolver
nuestros distintos acertijos.


¿Para qué sirven las piernas? (Santiago)




¿Y si las plantas tuviesen piernas? ¿Se marcharían los cactus a la Antártida? ¿Quizá las algas a las escarpadas cordilleras? ¿Qué lugar elegirían, si acaso eligiesen, los ubicuos espinos? 
Creo que ninguno tiene piernas porque ya son, siempre, en su mejor y único lugar. ¿Tenemos lugar, acaso, quienes sí las tenemos? Quizá no lo tengamos. Quizá sea el universo a nuestro alcance. Quizá sean las huellas de aquellos que ya exploraron para nosotros el lugar más plácido. 
Yo soy de los que piensan que tenemos un lugar acotado, pero de tamaño, forma y posición mutables. Somos en él completos y primordiales, como el más milenario de los árboles. Pienso que nuestros brazos están para cuidarlo, nuestras almas para reconocerlo… y nuestras piernas para perseguirlo.


Relacionadas:

viernes, 29 de junio de 2018

Brebaje



Me encuentro mareado y
apoderado de algún brebaje
ajeno.
Atisbo mis muchos dedos
más largos que nunca,
y mi cabeza - en cambio -
tan descabezada
que no atino a inyectarlos
en la garganta adecuada...


Relacionadas:

domingo, 24 de junio de 2018

Comburente



No es sino la derrota indemne
descendiente del inerte descuido
el tesoro que habita el ladino
cofre de la inacción desmedida.

Sea el silencio el comburente
de la llama encadenada
y la llama misma el combustible
tan próximo
e inagotable en el postrero
alcance de la razón finita.


Relacionadas:

viernes, 25 de mayo de 2018

Barcos en el diluvio


Llueve la verdad vencida
ajena al paraguas cerrado que sostiene
mi mano llena de cabriolas.
Fluye desde la raíz
hasta la punta del pensamiento,
donde aguarda oscilante una excusa
para rendirse madura y líquida
al abrazo del verano.

Siempre supieron
flotar mis pies de madera
en las corrientes más dispares,
y aprende mi pecho de tela
a henchirse por esos lares
en los que el viento espera.


Relacionadas:

viernes, 11 de mayo de 2018

No Leí Nada y No Te Creerás Lo Que No Sucedió



Hoy ha sido un día
muy divertido. He resuelto
muchos enigmas
al alcance de pocos
genios en este plantea.
He aprendido
diez cosas de muchas cosas
que no me interesan
pero estaban destacadas
como muy interesantes.
Me he metido a leer prensa
y me he sabido
librepensador, audaz crítico, contracorriente,
al descubrir
todos esos troles
con sus irreverentes zascas
(¡Algunos incluso eran políticos!).
Aterricé en investigaciones
de ánteses y despueses,
y ahora ya conozco
las tronchantes expresiones
de virales perdedores
previas a sus épicas trastadas,
y formo parte del selecto
club de expertos
que ha visto
a las famosas sin maquillaje.
Es muy selecto, porque ellas
- tan poderosas -
no quieren que lo sepamos.
A veces tampoco el gobierno.
Además he hecho
unos fantásticos tests
conque ya puedo deciros
cuál es mi princesa Disney.

Un instinto censurable
me ha hecho hacer click
en algo de unos atentados
en Oriente Medio,
y no se qué manifestaciones
de no se qué pensiones.
No entendí mucho,
pero no quise
leer más.
Porque hoy ha sido 
otro día
muy divertido.


Relacionadas:

martes, 8 de mayo de 2018

Identidad



Es la vana antorcha
en la cueva eterna e insodable
que culebrea paciente hacia el incendio
del brazo que la sustenta,
y se propaga inefable en la tierra
que pisamos, y en el aire
que volamos apenas.

Es la orden última
a la mano que sostiene
la daga contra el propio cuello,
cada brizna de helado fracaso
en la vasta taiga
de frondoso cometido.

Es la pregunta que anega el cielo
en el ocaso de la razón fugada,
secuestrando con cautela
las alas de arena que brotan
de las desérticas espaldas
acorazadas de incertidumbre.

¿Soy... o sólo estoy?


Relacionadas:

sábado, 14 de abril de 2018

Debajo



Aclaraciones antes de la lectura:

Cómo
El texto está pensado para ser leído a la vez que se escucha una música, de lo contrario se pierde la mitad del mensaje. La entrada comienza bajo el vídeo. Pulsa el botón de reproducir justo antes de empezar a leer.

Por qué
Wherynn, desde su blog Towards the truth, lleva tiempo creando historias que se entremezclan con música de fondo. Con una misma melodía los dos hemos escrito aquello que la música nos ha sugerido. La canción está compuesta por Caleb Hennesy, que comparte sus obras en su canal de YouTube. El resultado de Wherynn ha sido Las Moiras. Hago una invitación abierta para que a cualquier persona que le guste esta idea intente poner su propio texto a la música. No es la primera vez que hacemos esto (Veneno) ni espero que sea la última =)

PD: Whers, me estás llevando a lugares muy lóbregos con estas melodías. La próxima vez tenemos que intentarlo con una bachata o algo ;)




Se descuelga la carne carcomida
adyacente a la nada subcutánea,
se desvela la insípida instantánea
guarecida en la sangre arrepentida.

Solo un cuervo en paciente acometida,
un manojo de lástima instantánea,
se acurruca en la herida momentánea
que precede a la ausencia prometida.

Corrompida en su terco desperdicio
la simiente desecha su legado
arrojado a un imsonme precipicio.

Y en perjucio del sino desgastado
solo resta el infame sacrificio
como oficio ficticio acostumbrado.


Relacionadas:

miércoles, 7 de marzo de 2018

Incendio



Enloquece mi tuétano
espoleado 
por frenéticos tambores,
incendios rasgados
en la corriente
de Luna y tinta negra.

Fracasan mis pasos
al buscar la oposición
de cualquier materia,
y tan pronto 
me propago 
con mirada prematura
por antípodas de vértigo
como reboto y ardo
en las revueltas
entrañas
de la misma Tierra.


Relacionadas:

domingo, 4 de febrero de 2018

Ahed Tamimi



Esta historia tiene mucho más que leer, y sobre todo el conflicto tiene mucho más que leer... pero aquí un pequeño marco para estas letras: http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=67376


----------------------------------

El poder es cobarde.
Patalea aterrado, frustrado
y herido en su enquistado complejo
cuando no alcanzan los años,
ni el estruendo, ni las armas,
ni la sombra alargada
del matón más pudiente,
ni el atento descuido
de quien incluso en palabras
otorga en su ausencia,
a extinguir el fuego
en los ojos secados.

El poder es necio
y en su lógica viciada
tilda de atroz la falta
de agua en la mirada
de aquellos cuya garganta
a la sed condena.
Se escandaliza enervado
ante el golpe sin miedo
del brazo desnudo
que forjó en la amenaza.

El poder es frágil,
y al desamparo de razones
se edifica en cimientos de acero.
Y por eso tiembla colérico
ante una niña
de dieciséis años
y ojos de muchas vidas
arrojando piedras y puños
para espantar montañas.
Porque no hay acero
que rebata sin derretirse
tan vulnerable incendio.


Relacionadas:

miércoles, 31 de enero de 2018

Un latido



Amanece el deseo inabarcable
recostado al colchón de la falacia
que aceptada por mera democracia
asevera una meta inigualable.

Y en la misma oratoria (in)cuestionable,
se oscurece una suerte de desgracia
que ataviada en su equívoca eficacia
fagocita todo acto memorable.

Y es engaño, y es burla de trilero
incapaz de burlar su propia ausencia
la existencia del culmen y del cero
o el agüero en acervo o en carencia.

No hay un todo, ni un nada, ni un bastante,
no hubo un antes, no habrá un lo que vendría,
nunca habría dispar ni semejante
en la ausente o fugaz tautología.

Cabe solo una idea en un momento,
un latido sin tiempo y oscilante
desarmado de ostento y argumento.


Relacionadas: