viernes, 17 de febrero de 2017

El viento




Me vacía el viento de esencias perennes,
me miente el oído y me inunda
el tacto; me arrastra la vista
en su incoloro
capricho de trastadas fugaces;
me extraña en su memoria
de futuro incierto y me mece
en su hondo abrazo a lo volátil.

Me despoja de mí a un punto
que me priva de saber
si agradecérselo.


Relacionadas:

7 comentarios:

  1. Deja fluir el viento hasta un jardin de rosas y helicopteros y fundete con la esencia antigua :p

    ResponderEliminar
  2. ¡Ya pocos jardines se hacen así! En mis tiempos... ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola, te sigo, mi blog es http://libertaddeloslibros.blogspot.com.es/
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu comentario, por ese empujoncito que a veces hace tanta falta, y que viendo de ti, tiene más importancia.
    No es mi intención dejar el blog, pero por varios motivos, aún no puedo volver...

    Estoy de acuerdo con Michelle, a mí también me encanta ese final.
    Es como un portazo que te deja en silencio, no puedo dejar de leerlo una y otra vez.
    Igual que cuando leemos un libro y señalamos una frase que nos gusta, así lo guardaré :)

    Gracias por seguir compartiendo tu grandeza como escritor, no dejes de hacerlo.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar