domingo, 14 de enero de 2018

Los junios en cada invierno


Sé como ser - perfectamente - 
los junios en cada invierno.
Y cuando llega agosto
crecen mis hierbas escuálidas
- cuando consiguen hacerlo -,
anidan las víboras en los cauces
de mis ríos que se debaten
entre la muerte y la pausa,
y pasan de largo
los estorninos que nunca estaban.
¿Y en qué se quedó mi Sol?
¿Y dónde escondí tu nieve?
Aguardaré esparcido en los horizontes
de la promesa exhausta y enjuta
a que decidan los años correctos
enseñar a ser cuando toca,
o a que sepan si no en su falta
las tormentas más transgresoras
ahogar los junios.


Relacionadas:

8 comentarios:

  1. Me gusta mucho :) le doy una interpretación extraña, pero me gusta

    ResponderEliminar
  2. Saber (se) ser, desde cada latido… Más allá de espacio y tiempo… Combatiendo inclemencias y elementos…

    Hermoso y sugerente… Incita a la reflexión del Ser que nos habita y (re) surge, en cada etapa de la vida…

    Un placer leerte, mi querido amigo.

    Bsoss y abrazos, y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son preciosas tus palabras Ginebra, un placer recibirte =)

      (Re)surge en cada etapa, pero genuinamente inexperto en cada una. No hay moraleja (por fortuna) que sirva de clave para todas ellas =)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Enseñar a ser cuando toca, en todos los sentidos, es profundo el poema. Me gusta mucho. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Alicia =)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. me ha dejado un sabor amargo, digno de un buen poema :).
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Michelle =) Me alegra verte por aquí

      ¡Un abrazo!

      Eliminar