lunes, 30 de mayo de 2016

Aguarda





Llegamos al encuentro
con las almas unánimes.
Eslabones huérfanos,
nos fundimos en grises
cadenas fraternas
de temple arruinado,
empapada como está
nuestra sangre de hierro
de sollozos prematuros.
Candados desconcertados,
fracasan las manos
en descubrir los cierres
de sellar ausencias.

Empecemos, al fin,
aunque falte uno
que esta vez no llega.
Pero vamos, al fin,
pues quizá ya estuvo
mas se fue y aguarda
donde nadie falte,
donde sobra el tiempo,
liberados, al fin,
de cualquier agenda.


Relacionadas:

15 comentarios:

  1. Como siempre muy bueno.
    Sabes captar las emociones y los sentimientos con preciosas palabras. Un placer leerte

    ResponderEliminar
  2. Sublime Daniel. Gracias por tus palabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alberto... un abrazo muy fuerte y muchísimo ánimo

      Eliminar
  3. Sublime Daniel. Gracias por tus palabras

    ResponderEliminar
  4. Solo un buen escritor sabe hacer de la tristeza algo tan hermoso. Conmovida --

    ResponderEliminar
  5. Lo ves, sabía que lo bueno se hace esperar.
    Grande, Licaón :)

    ResponderEliminar
  6. Donde presumimos nada
    porque nada vemos
    se ofrece el rescoldo
    que nos significa.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo ignoro, pero así lo espero

      Gracias, un abrazo

      Eliminar
  7. Licaón ha sido todo un placer el leerte..Triste pero con tu alma lo has convertido en hermoso!!

    Gracias por compartir!!

    Abrazos Victoria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Victoria =) Bienvenida!

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Gracias Michelle, seguimos en conatco =)

      Un abrazo

      Eliminar