viernes, 9 de mayo de 2014

Luz embalsamada



No hay respuesta a la voz encaramada
sobre riscos de mármol inmutable
y plomiza verdad acostumbrada.

No haya paz la oración desparramada
que destila lamento inalcanzable
para diosa en su Tártaro encerrada.

No hace mella la fe envalentonada,
cuando en galas de arrojo irreprochable
sangra verso y sucumbe desangrada.

Flotan vanas pupilas en la nada,
pues arrecia la noche inevitable,
predadora de luz embalsamada.